ACTUALIZANDO CONOCIMIENTOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS PACIENTES CON HERIDAS

Las personas que poseen heridas, algunas más complejas que otras y  que son muy dolorosas en muchos de los casos, ven como su calidad de vida va mejorando al contar con el tratamiento adecuado, puesto que cada lesión es un mundo diferente a tratar y necesita ciertos cuidados especiales.  

Es por ello, que los profesionales de la salud del Hospital de Rengo participaron en el Curso PAC (Plan Anual de Capacitación) “Manejo de heridas y drenajes en pacientes en post- operatorio”, que se desarrolló en el Salón del Cuerpo de Bomberos de Rengo, organizado por la Unidad de Capacitación del Hospital, con el fin de actualizar sus conocimientos y brindar una mejorar calidad de vida a los pacientes.

Respecto a lo anterior, el enfermero Erwin Gajardo, Educador del curso, quien trabaja en el Cesfam de Doñihue y es docente en la Universidad la República, señaló que “la idea de esta Capacitación en manejo de curaciones avanzadas y drenaje, es conocer cuáles son los recursos que tiene el Hospital de Rengo y a través de aquello poder implementar la capacitación para que se utilicen bien dichos recursos. Además tenemos una gama bien rica de profesiones: enfermeras, matronas, kinesiólogos,  paramédicos. Eso habla muy bien del Hospital de Rengo, porque tienen las ganas de prepararse y contar con conocimientos más actualizados para una buena atención del paciente”.

En relación al curso, Nelly Barra, Enfermera Jefe del Consultorio de Atención de Especialidades del Hospital de Rengo y expositora de la actividad, explicó que “nosotros lo que presentamos, fue la toma de índice tobillo brazo, que se usa especialmente en los pacientes con ulcera venosa, antes de indicar vendaje compresivo. Para saber si tienen una buena circulación; entonces se mide y dependiendo del resultado se usa vendaje compresivo o no, además se puede indicar un vendaje más apretado o más suelto. En realidad, lo mencionado ayuda a disminuir el edema de las extremidades y con esa ayuda va cicatrizar más rápido la herida”.

Por su parte, Jorge Muñoz, Kinesiólogo del Servicio de rehabilitación del Hospital de Rengo, indicó que “a mí me sirve el curso a la hora de la atención con los usuarios, para poder identificar algunos tipos de heridas, qué tipo de vendaje se utiliza y con ello actualizo mis conocimientos para abordar de una mejor manera a los usuarios”.

Claudia Padilla, quien trabaja en el Hospital de Rengo, dijo que “el curso es muy bueno, nos sirve bastante a nosotros que trabajamos en el Servicio de Pabellón, puesto que trabajamos con pacientes con heridas complicadas y uno siempre va a aprendiendo cosas nuevas”.

Finalmente, Cristopher Molina, enfermero del Servicio de Cirugía del  Hospital, recalcó que “a nosotros en particular nos sirve bastante, porque nos ayuda a actualizarnos con la información que va saliendo. También hubo un segmento del curso que es drenaje (eliminar líquido de una herida, para que ésta pueda sanar), que se está viendo mucho en Cirugía, entonces nos ayudó bastante a aclarar dudas, a reforzar los conocimientos que teníamos, así que fue bastante productivo el curso”.