ANEXO MODULAR DEL HOSPITAL DE RENGO RECIBE A SUS PRIMEROS PACIENTES QUIRÚRGICOS

El recinto construido para convertirse en el nuevo Centro de Salud Mental, debió ser postergado por la pandemia para albergar transitoriamente a pacientes sin coronavirus que requieran una intervención quirúrgica.
Este lunes 27 de julio el anexo modular recibió a sus primeros pacientes, cumpliendo el Hospital de Rengo con el compromiso de poner en marcha dicho recinto, como parte del plan para enfrentar la pandemia. En este contexto, el establecimiento consignado para un nuevo Centro de Salud Mental infanto juvenil y de adultos, tuvo que postergarse para convertirse temporalmente en el Servicio Médico Quirúrgico 2, con 24 camas para hospitalizar y segregar a pacientes sin coronavirus, que gradualmente requieran intervenciones quirúrgicas, reduciendo las listas de espera.
“Hemos tenido un desarrollo de casi  5 meses de pandemia y mientras empiezan algunas regiones con su desconfinamiento, la región de O’Higgins viene un poco más atrás en este tema, pero vamos a poder implementar esta estrategia en algún momento, por lo tanto, mientras no tengamos una vacuna, tenemos que aprender a convivir con el COVID-19, por ende el resto de las actividades como la intervención quirúrgica no pueden detenerse, hay personas que necesitan operarse en las distintas especialidades que tienen los hospitales a lo largo de Chile”, recalcó, el director (s) del Servicio de Salud O’Higgins,  Fabio López.
En este sentido, el director del Hospital de Rengo, Osvaldo Pontigo explicó que “estaba proyectada la construcción de un recinto modular para albergar Salud Mental Infanto Juvenil y Adulto, pero se toma la decisión de cambiar el destino mientras dure la pandemia, con el objeto de contar con una importante cantidad de camas de refuerzo para enfrentar la emergencia sanitaria. En este contexto, estamos dando cumplimiento a parte de la estrategia generada en el Servicio de Salud para la región y que tiene que ver con poner en servicio 24 camas, orientadas hacia pacientes de carácter quirúrgico, para mantener la segregación entre usuarios respiratorios y no respiratorios, de esa manera evitar la propagación del virus”.
Al respecto, el subdirector médico del Hospital de Rengo, Dr. Paul Pacurucu, indicó que “el personal está preparado y ha sido un arduo trabajo en todos los aspectos, tanto en la parte de infraestructura, equipamiento y en la capacitación del personal, con el objeto de poder poner en marcha para la comunidad y a la red hospitalaria de la región de O’Higgins, estas 24 camas. Esta semana partimos funcionando con la primera zona con 12 camas y la próxima semana habilitar las 12 camas restantes».
Sobre la implementación del recinto, la encargada del Servicio Médico Quirúrgico y del anexo modular, Dra. Katia Viada manifestó que “la idea de comenzar con estas 24 camas básicas es poder entregar las prestaciones que fueron disminuyendo por el tema de la pandemia, como por ejemplo las quirúrgicas y trasladar a los pacientes sin coronavirus del hospital hacia esta zona. Comenzamos a realizar los traslados de los usuarios quirúrgicos y traumatológicos que cumplían dichas características, minimizando el riesgo de exponerse a otros pacientes con afecciones respiratorias”.
Por su parte, la enfermera encargada del Servicio Médico Quirúrgico 2 del Hospital de Rengo, Valeska Rojas señaló que “este recinto está preparado para recibir a pacientes no COVID y hemos implementado la unidad pre-quirúrgica del hospital, la toma y actualización de exámenes pre-operatorios más PCR, para después de obtener el resultado, poder programarlos en tabla quirúrgica y así poblar el anexo modular. Contamos con enfermeras, TENS, auxiliares y médicos 24 horas al día, más una internista que nos estará apoyando tres veces por semana”.
Los primeros pacientes del Anexo Modular
El recinto recibió a sus primeros 8 pacientes, entre ellos Pamela Villablanca de Rengo, quien ingresó al Hospital debido a una caída en la tina, lo que requirió amputación en un dedo del pie, señalando que “he sido muy bien atendida por las enfermeras, los auxiliares, TENS y los médicos.  El anexo modular es muy bonito, tiene aire acondicionado y son muy cómodas las camas, además estamos sanando libres del coronavirus”.
Asimismo, la paciente Marisol Castro de Rengo, quien ingresó al Hospital debido a un accidente en una escalera, con peroné y tibia fracturada, diciendo que “he sido muy bien atendida por todo el personal y es un privilegio para nosotras estar en el anexo modular, es muy acogedor”.