COMENZÓ EL LLAMADO A LICITACIÓN PARA CONSTRUIR LA RUTA 66

Esta semana se publicó de manera oficial el llamado a licitación  del proyecto  “Concesión Ruta 66 -Camino de la Fruta- considerado el primer paso para concretar la iniciativa vial,  que permitirá optimizar y dar más seguridad a una  carretera altamente transitada.

La iniciativa consiste en el mejoramiento y conservación de aproximadamente 144,2 km de vialidad interurbana, iniciándose en el cruce con la Ruta 5 Sur (Sector Pelequén) en la Región de O’Higgins, cruzando parte de la Región Metropolitana y finalizando en el camino de acceso al Puerto de San Antonio en la Región de Valparaíso.

Un mega proyecto interregional que se traduce en un presupuesto de 15.950.000  UF y que entre otras acciones comprende ampliar a segundas calzadas el tramo comprendido entre Pelequén y Peumo, dentro del cual se considera la Variante San Vicente.

Sumado a lo anterior en el tramo comprendido entre Peumo y el Puente El Durazno, en una longitud aproximada de 42 km., se incorpora la Variante Peumo – Las Cabras en calzada bidireccional.  Mientras que para el resto del trazado, se proyecta una calzada bidireccional, con terceras pistas en sectores de pendiente, e incorporando la Variante San Pedro y la Variante San Juan, la cual genera una conexión directa entre la Ruta 66 y el acceso al Puerto de San Antonio.

Sobre lo anterior el Intendente Pablo Silva destacó que “es uno de los proyecto más  importantes de la región y se  complementa con el trabajo que se está haciendo en el Paso las Leñas.  Por lo que va aumentar mucho el flujo  vehicular y en ese sentido el mejoramiento y ampliación de la ruta significará para los vecinos  contar con una carretera mucho más segura”.

Al respecto la seremi de Obras Públicas, Natalia Sánchez, detalló que este proyecto  “abarcará 7 comunas, y esperamos para el primer semestre tener adjudicada esta licitación que tiene como fecha de presentación de oferta técnica el 2 de febrero, en ese contexto el llamado es para  empresas con personalidad jurídica o natural,  chilenas o extranjeras que quieran participar de este proceso. Esta  es una obra concesionada por lo que se espera que tenga muchos interesados, ya que entendemos que es el corredor más importante para  la importación y exportación  de productos agro frutícolas”.

En ese aspecto serán Malloa, San Vicente, Peumo y Las  Cabras, las comunas  en las que la ruta sufrirá las modificaciones y mejoramiento, sobre ello la Seremi  comentó que “sabemos lo que es tener a diario un alto flujo de camiones y vehículos y los efectos adversos para los pobladores aledaños, es por eso habrá un tramo que se ampliará a un segunda pista”.

El proyecto considera en los tramos de mayor densidad poblacional, el desarrollo de variantes que difieren del actual trazado, atribuyendo un mayor estándar a la ruta, al desplazarla ya sea al costado norte o al costado sur de la actual vía, con el objeto de evitar el impacto sobre las viviendas y población aledañas a la actual Ruta 66.

De esta forma el proyecto de reparación, conservación y explotación de la llamada Carretera de la Fruta considera   la construcción de pasarelas peatonales, paraderos de transporte público, regulación de intersecciones y accesos a nivel, ampliación de bermas, calles de servicio, ciclovías, mejoramiento de los sistemas de saneamiento y drenaje, la implementación de elementos de control y seguridad vial del camino, iluminación, paisajismo, teléfonos de emergencia, áreas de servicio generales y atención de emergencia y plazas de peaje en distintos puntos del trazado, entre otras obras.