LA LLUVIA CAYÓ Y SE QUEDÓ PARA DAR RESPIRO A PEQUEÑOS AGRICULTORES DEL SECANO DE O’HIGGINS

tranque secanoLuego de las lluvias de invierno y primavera pasada, había que esperar. Eso lo tenían claro los pequeños agricultores, usuarios de INDAP de comunas del secano, quienes fueron beneficiados con la construcción de minitranques.

Y la paciencia tuvo su recompensa, pues el agua se embalsó, y los pequeños productores agrícolas pudieron disponer en el periodo de verano de este vital elemento para el desarrollo de sus actividades agrícolas y bebida para el ganado.

El Gobierno Regional de O’Higgins aportó 499 millones de pesos para financiar dichas obras que consideraron la construcción de 20 minitranques, más 11 vertederos y algunas reparaciones, distribuidos en las comunas de La Estrella, Pichilemu, Marchigue, Litueche, Navidad, Paredones, Pumanque, Lolol, Santa Cruz y Chépica. La capacidad de embalsar agua de lluvia en los minitranques escila entre 7 mil y 38 mil metros cúbicos, en tanto su valor promedio superó los $22 millones, de los cuales los usuarios aportaron el 5%.

Con estas obras de embalsamiento del agua lluvia se abren interesantes perspectivas para el desarrollo de la pequeña agricultura de la zona de secano de la región de O’Higgins, donde el agua para riego escasea.

Para el agricultor Víctor Pontigo, del sector Panilongo, Paredones, “este tranque ha funcionado perfecto y por eso estoy postulando un proyecto para plantar nueve hectáreas de almendros. Ya he hecho los análisis de suelo y hemos visto el tema climático, así que no debiéramos tener problemas”, expresó.

De esta manera el productor espera dar un salto en lo productivo y mejorar la rentabilidad en su predio, dejando atrás cultivos tradicionales de la zona como como el trigo y avena.

“Haber logrado instalar estos minitranques nos llena de satisfacción a nivel institucional, porque estamos hablando de agua de riego que no estaba disponible, frente a un proceso de cambio climático que ha aumentado el déficit hídrico”, comentó el director regional de INDAP O’Higgins, Carlos Felipe Vergara.

Esta iniciativa es una respuesta concreta que el Gobierno a través del Ministerio de Agricultura e INDAP está dando para impulsar el desarrollo de la agricultura familiar campesina, a través de la captación, ahorro y conservación del recurso hídrico, con énfasis en zonas de secano, acotó.

“Hemos hecho inspecciones en terreno de la construcción de las obras y a la luz de los resultados (embalsamiento del agua lluvia) podemos decir que no existen problemas de diseño, ni de filtración o escurrimiento subterráneo y los muros están sólidos. A partir de ahora los agricultores debieran implementar nuevas alternativas productivas. A modo de ejemplo, y considerando los requerimientos hídricos que tienen los diversos cultivos, estos minitranques permitirían regar entre 60 y 90 hectáreas de frutales menores y en el caso de praderas, al menos 120 hectáreas”, manifestó el directivo.